El alegre espíritu decembrino invade a todos, incluyendo a quienes tienen sangre azul, para muestra están algunas fotos que los royals europeos han compartido para expresar su alegría por Navidad y Año Nuevo.

El Palacio de Kensington, hizo pública la felicitación de Navidad de los duques de Cambridge que posan sonrientes y relajados con sus dos hijos, el futuro rey Jorge y la princesa Charlotte, quien cada día se parece más a su abuela, la reina Isabel.

Clarence House, el hogar del príncipe Carlos y la duquesa Camila optó por un decoración cálida y muy colorida que respetó su buen gusto.

El principado de Mónaco honró las fiestas decembrinas con una foto de los pequeños Jacques (heredero al trono) y Gabriela, los bellos hijos de Alberto y Charlène.

En cuanto a Suecia, la heredera Victoria compartió el momento en que fue con sus hijos Estela y Óscar a escoger su árbol de Navidad.

La reina Máxima de Holanda participó en la ciudad de Rotterdam en la Gala de Música de Navidad de una de las escuelas locales.

Letizia de España optó por algo más profesional, dejarse ver en un reunión de trabajo en la Asociación Española Contra el Cáncer.

Obviamente no pudo faltar la tradicional foto decembrina de los monarcas españoles con sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Los monarcas españoles optaron por la austeridad quizá para contribuir a calmar los ánimos de los independendistas catalanes que añoran convertir a su territorio en república.

En Bélgica, la reina Matilde salió del Palacio Real de Bruselas a visitar una fábrica de bombones de chocolate belga, un regalo muy usual en su país en esta temporada.

La realeza noruega, encabezada por los monarcas Harald y Sonia, posaron con los herederos y sus hijos frente a un austero arbolito de Navidad.

(Por Pedro C. Baca)