Protagoniza una historia de amor digna de un cuento de hadas y, a sus 27 años de edad (los cumplió el pasado 4 de junio), Jetsun Pema, reina de Bután, puede jactarse de ser la soberana consorte más joven del mundo.

La mayor de tres hijos de un piloto aviador y una dama de sociedad butanesa, Jetsun conoció a quien sería su marido cuando ella tenía 7 años. El entonces príncipe heredero Jigme tenía 17, y simpatizó tanto con la niña que prometió, medio en broma, medio en serio, esperar a que creciera para desposarla.

Con el rey Jigme, tras el anuncio de su compromiso matrimonial.

Pasaron 14 años, tiempo suficiente para que el apuesto príncipe ascendiera al trono, y que su graciosa amiga se convirtiera en una agraciada muchacha, fanática del basquetbol y la fotografía digital, así como una facilidad sorprendente para aprender idiomas (además de butanés, habla inglés, francés e hindi).

Foto oficial del día de su boda

Se casaron el 13 de octubre de 2011 en una discreta ceremonia budista realizada en los jardines del palacio real de Tashichoedzong, en Timbú, la capital del país.  Como prueba de su amor, el monarca renunció a la tradición de poligamia de sus antecesores y disolvió el harem real para consagrarse en cuerpo y alma a Jetsun.

Los monarcas son apreciados por su estilo de vida apegado a las tradiciones locales, sin lujos.

La nueva soberana demostró en poco tiempo que la decisión de su rey había sido la correcta. Se ha convertido en la compañera ideal para modernizar la imagen de un país que lucha por mejorar su calidad de vida sin renunciar ni a sus tradiciones, ni al respeto al medio ambiente.

Con el rey y su recién nacido primogénito

El 5 de febrero de 2016 los soberanos recibieron al fruto de su amor, el príncipe Jigme Namgyel, un chiquitín curioso a quien los habitantes de Nepal llaman príncipe Dragón.

Con la duquesa de Cambridge, a quien recibió en abril del año pasado.

Actualmente, la reina Jetsun Pema tiene un rutina muy similar a su buena amiga, la duquesa de Cambridge, con quien compartió experiencias sobre la maternidad cuando la recibió en Timbú hace poco más de un año.

(Por Pedro C. Baca)

TE PUEDE INTERESAR