“Totalmente destrozados” se encuentran Joe Jonas y Sophie Turner, los recién casados sufren por el inesperado fallecimiento de una de sus mascotas.

Se trata de Waldo Picasso, un precioso Alaskan klee kai de un año de edad que murió atropellado mientras su paseador le daba una vuelta por una zona arbolada de Manhattan.

Joe Jonas y Sophie Turner se hicieron cargo de él desde que era un bebé, así como de su hermanito Porky Basquiat, a los dos los consideraban como sus «mejores amigos».

View this post on Instagram

Nap game strong.

A post shared by J O E J O N A S (@joejonas) on

En cuanto a los hechos, Waldo iba atado, pero se asustó con un peatón y escapó. Se fue corriendo y al atravesar la calle quedó enfrente de un automóvil que no lo vio y se lo llevó por delante.

Lo peor de todo fue que el auto prosiguió su marcha y dejó tirado al animalito agonizante en plena avenida.

View this post on Instagram

Hey Barbie, you wanna go for a ride?

A post shared by Sophie Turner (@sophiet) on

Con su pérdida a cuestas, el cantante y su esposa denunciaron los hechos en una comisaría, pero les notificaron que nada podía hacerse.

En términos jurídicos el perrito no es considerado una persona, sino una pertenencia.

El trágico accidente ensombreció la temporada de ensueño que han vivido Joe y Sophie.

View this post on Instagram

R.I.P. my little angel.

A post shared by J O E J O N A S (@joejonas) on

Se casaron en mayo pasado y pasaron su luna de miel tanto en las Maldivas, como en Ibiza. Para mitigar su pena ambos se tatuaron la silueta del perrito en un brazo.

Tanto Joe como Sophie han recibido mensajes de apoyo de familiares y amigos. Como estaban tan apegados al animalito han recurrido a terapia para superar su pérdida.

Por Pedro C. Baca

Fotos PhotoAMC

Instagram Joe Jonas / Sophie Turner