Un jurado de los Ángeles determinó que la cantante Katy Perry copió el ritmo de su éxito de 2013 «Dark Horse» de una canción cristiana de rap.

El panel de nueve miembros decidió que las similitudes entre la canción de Perry y «Joyful Noise» de Marcus Gray, que utiliza el apodo «Flame», constituían una infracción de los derechos de autor.

Durante el juicio, que tuvo una duración de una semana, Katy Perry subió al estrado como testigo, donde le dijo al jurado que su canción era una composición original y que nunca había oído hablar de la canción de rap.

La cantante indicó que sus colaboradores le habían traído muestras de breves pasajes instrumentales, que inspiraron la composición de «Dark Horse».

Su equipo señaló que el ritmo base de las dos canciones era «común» y, por lo tanto, no puede tener derechos de autor.

PhotoAMC

16 segundos

Los abogados de Gray afirmaron que los acusados habían «copiado una parte importante» de su canción, refiriéndose a una frase instrumental de 16 segundos. La demanda se remonta a 2014.

En un momento más distendido, Katy Perry provocó risas después de ofrecer interpretar su canción en vivo desde el estrado de los testigos, cuando el sistema de altavoces de la corte federal tuvo dificultades técnicas.

La corte determinará el monto de la indemnización que se deberá pagar a Gray por daños y perjuicios.

Katy Perry interpretó una versión de «Dark Horse» en el Super Bowl de 2015, mientras que «Joyful Noise» tiene más de tres millones de visitas en YouTube.