Son pocas las personas que disfrutan las mañanas, en muchos casos estas horas del día suelen ser aún de sueño, de cansancio y a veces hasta de enojo por no poder dormir más. Aquí te damos algunos consejos para que tus mañanas sean más felices y no un motivo de descontento.

1. Dale importancia

Aunque no nos encante, las mañanas deben ser importantes, ya que son lo que da inicio a nuestros días y lo que detonará el ritmo del mismo. Si te levantas con cansancio o estrés lo más probable es que te vayas a sentir igual por el resto del día o por lo menos algunas horas más. Inicia tu día con una mentalidad positiva.

2. Alarma placentera

Estudios en Japón están tratando de descifrar la conexión entre ataques cardiacos y las alarmas, mejor despiértate con algún sonido más placentero que te levante, pero no te alarme, existen aplicaciones como Sleep cycle que miden tu ritmo de sueño y comienzan a levantarte de manera tenue con sonidos relajantes cuando estiman que ya no estás tan profundo.

3. Diez minutos para ti 

Uno de los mayores factores estresantes de la mañana es simplemente tratar de lograr todo en tiempo. Procura despertarte 10 minutos antes para estar contigo, respirar, meditar y relajarte. Cinco o diez minutos que dediques a centrar plenamente tu atención en ti te servirá para prepararte mejor para el día.

4. Valora y agradece 

Por mucho trabajo que cueste, trata de que en cuanto llegues a la oficina piensa tres cosas que amas de tu trabajo, esto te ayudará a valorarlo y agradecer el lugar en el que estás para comenzar con el pie derecho. Hacer este ejercicio al final del día también es bueno, ya que te ayuda a evaluar tu día, sacarle lo mejor y con ello dormir sin preocupaciones.

5. No te conectes 

No le robes a tu día los pocos minutos de paz que tiene, por más costumbre o ganas que tengas de ver qué sucede en tu celular, redes sociales o en las noticias, por 15 minutos que no te enteres cuando despiertes no pasará nada y te despertarás más tranquila. Ver lo que te has perdido o lo que tienes que hacer, sólo te estresará.

5. Corre

Salir a correr o caminar es una excelente opción para comenzar el día, además del beneficio que te da el ejercicio físico ayudará a tu cerebro a liberar endorfinas que te levantarán el ánimo.

6. Motívate 

Busca una motivación del día, algo que te haga levantarte con más ánimo y ganas, que todos tus días tengan sentido por más pequeño que sea, siempre dale un motivo.

¡Quiérete y sonríe, no cuesta nada!

(Lety Casarín)