¿Sabías que existe una manera de bajar de peso durmiendo?

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Michigan, el cuerpo necesita sus justas horas de sueño para funcionar correctamente y si a estas horas habituales le sumas una hora más podrías llegar a bajar muchas más calorías de las que podrías llegar a imaginarte.  De igual manera, afirman que el poco sueño o la falta del mismo es un gran factor para el aumento de peso. 

La falta de sueño afecta a las hormonas llamadas leptina y grelina, la primera tiene la función de informar al cerebro que nuestro cuerpo ya está satisfecho, mientras que la segunda estimula nuestro apetito.  Los estudios encontraron que debido a las pocas horas de sueño los niveles de sangre de leptina disminuyen y aumentan los niveles de grelina. Es decir, al dormir poco aumenta nuestro apetito y nuestro cerebro no logra entender tan fácil cuando nos hemos saciado.

Así que ya lo sabes, trata de dormir las horas suficientes – se recomiendan mínimo 8 horas diarias- y si puedes regalarte una más, hazlo. Deja que tu cuerpo descanse y actúe como mejor le convenga.

(Lety Casarín)