• Los aparatos voladores dejaron de ser sólo un pasatiempo.

Por JR

Hace pocas semanas un debate en Estados Unidos tomó fuerza y puede ser un tema mundial en poco tiempo: ¿de quién es el espacio aéreo y cómo puede ser usado? Nadie antes parecía cuestionar mucho la respuesta: pertenece a cada país, y existen regulaciones gubernamentales para desplazarse por el aire; asimismo, fuera de las fronteras nacionales hay un espacio aéreo internacional donde las naves viajan bajo ciertas reglas.

b7f186371d57495590f70cb4acff4834

Todo ese orden lo llegaron a cambiar los drones, primero con fines militares y de vigilancia, pero que luego irrumpieron en la vida de las personas y ahora casi cualquiera de nosotros puede, por algunos miles de pesos, acceder a un aparato volador con cámara de video incluida. Por supuesto, también hay empresas que usan los drones para repartir diversos artículos, correspondencia y hasta alimentos en tiempo mucho más corto que si lo hicieran por vía terrestre.

Ya hay quienes se ponen nerviosos con la gran cantidad de aparatos voladores que graban aspectos que podrían afectar la intimidad de las personas. Suponen que podría haber gente, instituciones policiales o compañías privadas en sus colonias y vecindarios que podrían estar grabando escenas no convenientes.

¿Tú, qué piensas de toda esta discusión? Danos tu opinión en actual@contenido.com.mx

0b7b804d31d04c7e9a94fd82be05c38c