La semana pasada una italiana llamada Laura Mesi decidió autocasarse. La sologamia es una forma de la que una persona puede decirse lo mucho que se ama, quiere y que está feliz de tenerse a sí misma.

Laura tomó la decisión de casarse consigo misma cuando terminó con su pareja de 12 años. Ella le dijo a sus familiares que si no encontraba a alguien para cuando cumpliera 40 años, su deseo era autocasarse, y así fue. Al final Laura comenta que no necesitas a una pareja para ser feliz, pues la felicidad no depende de otra persona.

Existen reportes de esta “tendencia” desde 1993 ya que desde esta época es que la gente ha practicado esta tan inusual y poco frecuente práctica. Hay países como Japón, Estados Unidos y Canadá, que han hecho de la sologamia todo un negocio al vender kits de boda para una sola persona o hasta facilitar las ceremonias. Sin embargo, aunque muchas personas piensan que el autocasarse puede ser una forma de demostrar lo mucho que una persona se quiere, otros critican mucho esta tendencia. Se dice que las personas que la siguen son narcisistas o que las mujeres que deciden tomar la decisión de llevar a cabo esta ceremonia son “tristes feministas”.

La italiana confirma que este tipo de bodas no son para todo el mundo. Se necesita de apoyo familiar y de amistades cercanas. Además de dinero y claro, un toque de locura.

Nota: Esta ceremonia no tiene ninguna validez legal.