Entrenar en la mañana o en la tarde, ¿Qué es mejor?

Hard Candy Fitness nos comparte los beneficios que brinda entrenar a distintas horas del día.

Los mejores horarios para entrenar generalmente son antes o después del trabajo. La verdad es que ambos horarios tienen sus ventajas y uno no es mejor que otro, es decir, los dos traen grandes beneficios. 

Entrenar en la mañana

Mejor humor

Si bien hay varios ejercicios específicos que provocan liberación de endorfinas, nada se siente mejor que haber terminado un buena rutina, especialmente si vas a aprovecharlo durante el día. Por eso no hay mejor manera de empezar una jornada, impulsar tu buen humor y el sentido de éxito con tan solo poner el despertador un poco más temprano de lo acostumbrado.

Eleva tu energía

Al entrenar en la mañana tu energía aumenta de manera considerable porque se activa todo tu cuerpo y acelera tu ritmo cardiaco de forma positiva. Esto hace que intentes mantener el pico de energía durante el resto del día, estés más alerta y te concentres mejor en tus actividades.

Las hormonas juegan a nuestro favor

Se ha mencionado en numerosas ocasiones por varios estudios, por las mañanas el cuerpo secreta hormonas en niveles elevados, que ayudan crear masa muscular, como la testosterona. Si te ejercitas temprano, puedes tomar ventaja de éstas en vez de hacerlo después cuando ya no están tan exaltadas.

Entrenar por la noche

Ser más sociable

El entrenamiento en la mañana no es precisamente un desayuno con conversaciones largas y agradables. Todos en el gym están apurados por terminar su entrenamiento antes de ir a clase o a trabajar. No hay tiempo de comparar entrenamientos o tal vez llegar a conversar amistosamente de cualquier tema que no esté relacionado con el ejercicio. Sin embargo, entrenar por la tarde muchas veces es el último plan del día, por lo tanto hay suficiente tiempo para encontrarte con tus amigos o hacer nuevos en el gym. Incluso es posible encontrar a ese alguien especial.

Desahogar las frustraciones del día

Todos tienen esos momentos en los que lidiamos con cosas cotidianas que nos causan estrés. Al entrenar en las tardes o en la noche liberas toda esa energía negativa acumulada durante el día y la sudas –literalmente- solo así no te llevas todo ese enojo a la cama y te preparas para un día siguiente increíble.

Dormir mejor

Está comprobado por entrenadores, que realizar tu entrenamiento diario en las tardes ayuda a tener mejor calidad de sueño que las personas que lo hacen en las mañanas. Así que tal vez te tardes más en dormirte, pero seguro que sí descansas.

Ir al gimnasio en la mañana trae beneficios directamente proporcionales a los que trae hacerlo por las tardes, unas compensan a las otras

TE PUEDE INTERESAR