Su fama lo precedía, por eso tantos espectadores esperaban verlo y más todavía disfrutar de su esperada película Érase una vez… en Hollywood.

Era el momento más esperado del certamen, Quentin Tarantino, Brad Pitt, Leonardo DiCaprio y la no menos famosa Margot Robbie desembarcaron en la alfombra roja de La Croisette como héroes, aclamados por los festivaleros que los habían estado esperando desde primeras horas de la mañana.

De acuerdo con las primeras reacciones de la crítica Quentin Tarantino no defraudó.

El cineasta y los dos actores, por primera vez juntos en una película, posaron con traje negro junto a su compañera de reparto, la actriz Margot Robbie, que lució un conjunto de lentejuelas con pantalón negro y top blanco rematado con una flor rosa.

La película, en competición por la Palma de Oro, está «hecha de recuerdos, un poco como Roma, que fue un filme de memorias para (Alfonso) Cuarón», dijo en la alfombra roja Tarantino, acompañado de su esposa, la cantante israelí Daniella Pick.

El filme de 2h45, filmado en 35 mm, está ambientado en Los Ángeles, en 1969. Sigue a Rick Dalton (DiCaprio), estrella de wésterns de la televisión, a su doble en las escenas de acción (Pitt) y a su vecina, la actriz Sharon Tate (Robbie). Al Pacino, Dakota Fanning, Bruce Lee y Steve McQueen también forman parte del elenco.

Brad Pitt, Leonardo DiCaprio, Quentin Tarantino y Margot Robbie

Al término de la proyección, el público se puso en pie y ovacionó durante varios minutos a Tarantino, 25 años después de ganar la Palma de Oro con Pulp Fiction. Pitt se mostró visiblemente emocionado, mientras la actriz británica Tilda Swinton, que no participa en la película, no pudo contener las lágrimas.

Parte de la crítica internacional estimó en sus primeras reacciones que se trata de una de las mejores películas de Tarantino en años.

Mientras vemos la película y comprobamos los juicios te dejamos con estas imágenes.

Fotos: AFP