Después de la tan esperada unión matrimonial de Meghan Markle y el príncipe Harry, quisimos recordar algunas de las bodas más emblemáticas. Ya sea por los impactantes detalles o por la historia detrás de cada pareja, estas bodas se han convertido en nuestras favoritas.

 

1. Grace Kelly y Rainiero de Mónaco (1956)

 

Fue en el Festival de Cannes de 1955 que la actriz norteamericana y el príncipe Rainiero quedaron completamente flechados y en tan sólo siente meses después decidieron caminar al altar.

2. Diana y Carlos de Gales (1981)

 

Su boda fue bautizada como “la boda del siglo”. Un vestido impactante con una cola de 8 metros de largo y una recepción de 3,500 invitados, fueron los que conformaron una historia que aparentemente simulaba ser un cuento de hadas cuyo final resultó ser el menos esperado, no solo por su inevitable separación que terminó en divorció sino por el inesperado accidente que le quitó la vida a Lady Diana. 

 

5. Rania y Abdallah de Jordania (1993)

Su historia se trató de un verdadero amor a primera vista, ya que la pareja se conoció durante una cena, misma que bastaría para que cinco meses más tarde se dieran el rotundo “sí, acepto”. Rania es una de las royals que desde el día de su boda se ha distinguido por tratarse de una mujer sumamente elegante, cualidad que hasta la fecha sigue siendo un distintivo en ella. Además, desempeña una serie de actividades centrándose en los derechos de la mujer y de los niños.

 

3.  Letizia y Felipe de España (2004)

 

De periodista a princesa… la historia de Leticia y Felipe parece una historia completamente salida de un cuento. La catedral de la Almudena en Madrid (por primera vez utilizado para este tipo de ceremonia) y fue el escenario perfecto para consumar su “vivieron felices por siempre”, el cual se llevó a cabo ante aprox. 1400 invitados que presenciaron una de las bodas más esperadas y  espectaculares de la realeza europea.

 

4. Alberto y Carolina de Mónaco (2011)

 

Su boda se nombró como la celebración más grande de Mónaco desde la unión de Grace Kelly y Rainiero. Un elegante vestido de Armani fue con el que nos conquistó Carolina el día de unión matrimonial con el príncipe Alberto.