Las emociones juegan un papel muy importante a la hora de establecer relaciones y comunicarnos con nuestro mundo. Aprender a controlarlas es de gran ayuda para no somatizar y enfermar el cuerpo. Las Flores de Bach forman un sistema terapéutico que se basa en las propiedades de 38 flores que contrarrestan diferentes desequilibrios emocionales.

Este innovador sistema fue creado a principios de siglo por el doctor galés Edward Bach. El método está orientado a mostrar que la enfermedad es una señal que se debe de aprender a comprender y que sirve para conocer cuáles es el origen del malestar.

 

 

El método agrupa a las emociones en 7 grupos y para cada uno de ellos hay flores que ayudan a mitigar sus efectos negativos:

  • Si sientes temor: Las flores recetadas para esta emoción son: Rock Rose, Mimalus, Cherry Plum, Aspen y Red Chestnut.
  • Si padeces de incertidumbre: Las flores recetadas para ayudarte son: Cerato, Scleranthus, Gentian, Gorse, Hornbeam y Wild oat.
  • Si perdiste interés por el presente: Podrán serte de gran ayuda estas flores: Clematis, Honey suckle, Wild Rose, White Chesnut, Olive, Mustard, Chesnut bud.
  • Si tienes soledad: Las siguientes flores podrán ayudarte: Water violet, Impatiens y Heather son indicadas para curar estas emociones negativas.
  • Si eres hipersensible: Podrás conseguir alivio en tus emociones con la ayuda de: Agrimony, Centaury, Walnut y Holly.
  • Si eres un poco desesperada: Utiliza flores como Larch, Pine, Elm, Sweet Chestnut, Star of Bethlehem, Willow, Crab Apple y Oak podrán brindarte el impulso necesario para salir adelante.
  • Si sufres por otros: si cualquier persona que atente contra tu opinión te ponen mal, es debido a que eres una persona muy estructurada. Flores como La Chicory, Vervain, Vine, Beech o Rock Water te serán de gran ayuda para encontrar tu equilibrio interior.