A sus 11 años, Leonor, princesa de Asturias, todavía no asume las funciones que le corresponden a su título nobiliario, pero ya da muestras de que se está preparando para ser una reina de España muy culta o, por lo menos, con gustos muy refinados.

Recién nos enteramos que la primogénita de los monarcas españoles, es una lectora voraz. Así lo consigna un reciente reportaje publicado por una revista madrileña.

Resulta que esta aplicada estudiante de primaria lee obras de Robert Louis Stevenson y Lewis Carroll, autores que ha conocido de la mano amorosa de su madre, la reina Letizia.

Es bien sabido que estudia mandarín y es fanática de la cultura china, pero el reportaje reveló que la joven princesa ha disfrutado de varias películas japonesas, ni más ni menos que de Akira Korosawa, y que no hace mucho se quedó muy impresionada con Los siete samuráis.

Otra peculiaridad de Leonor es que se ha convertido en fanática del Atlético de Madrid. Todo por influencia de su padre, el rey Felipe VI, quien desde niño tiene en su corazón a ese equipo de futbol soccer.

Finalmente, Leonor no deja de ser apenas una niña y sus mayores ratos de diversión los tiene al lado de hermana menor, la infanta Sofía, con quien comparte lecturas, juegos y también la responsabilidad de cuidar a Sara, la perrita que su padre les regaló hace un año.

(Por Pedro C. Baca)