Para la Letizia de España no ha sido fácil ser la primera plebeya que en convertirse en soberana consorte en aquel país europeo, pero el dato, más que atemorizarla la ha impulsado a innovar para mostrarse como una monarca cercana a sus súbditos, incluso a aquellos que repudian a la monarquía por considerarla obsoleta.

La reina ha mostrado su adaptación al tiempo que le ha tocado vivir en detalles tan cotidianos como su vestuario. Sus outfits dan muestras de naturalidad y dinamismo, así como una búsqueda de la modernidad sin faltarle el respeto a la corona.

¡Esos zapatos!


Su figura menudita luce radiante con un pantalón de tiro alto de Massimo Dutti, un top de Hugo Boss y unas sandalias de rejilla que causaron furor. No faltó quien las considerara muy atrevidas para una reina.

Rompe monocronías


Unos pantalones rojos sastre de Hugo Boss y unos zapatos en el mismo tono de Magrit combinaron perfectamente con una blusa de seda con estampado de rayas azules.

Entre menos mejor


Falda lápiz de rayas en llamativos colores, de Hugo Boss, con una blusa blanca, de Prada. Compensa la austeridad con unos discretos pendientes de piedra de luna de Tous.

Discretamente relajada


Top de Hugo Boss combinado con un pantalón recto blanco y unos zapatos de piel con tacón midi metalizado, de Uterqüe. Checa sus pendientes en oro blanco y diamantes son obra de la casa Gold&Roses.

Elegancia natural


Vestido blanco con brocados florales, de Carolina Herrera. A su impecable aspecto contribuyeron los zapatos de piel de serpiente, de Magrit.

Falda tubo

Blusa en color verde esmeralda, sin mangas y con una coqueta lanzada al cuello, lo que en términos de moda se denominaría pussy-bow. La combinó con una falda tubo en blanco y complementos a tono.

Combinación clásica

Top en blanco impecable de manga francesa con detalles plisados en la parte delantera y unos pantalones rectos en azul marino, a juego con el bolso. “Un look bastante natural y accesible”, explican los expertos en moda.

Porte de reina

Un vestido lady diseñado por Carolina Herrera, en tono rojo, el favorito de la soberana, confeccionado en encaje y piqué. Lo Combinó con zapatillas pude de Prada, cartera baguette de seda y pendientes de diamantes y rubíes a juego con una pulsera.

(Por Pedro C. Baca)

TE PUEDE INTERESAR