Creador de ropa para la marca Tommy Hilfiger, su nombre aparece en el último disco de la cantante Christina Aguilera y, desde este domingo, también es quíntuple campeón del mundo de Fórmula 1: Lewis Hamilton marca tendencia sobre el asfalto, pero también fuera de él por su eclecticismo.

A menudo descrito como una “estrella del pop”, el británico de 33 años igualó en el Gran Premio de México los cinco títulos mundiales del argentino Juan Manuel Fangio y ya solo tiene por delante al alemán Michael Schumacher, que se bajó definitivamente del auto con siete.

. (Photo by Pedro PARDO / AFP)

La conquista de esta nueva corona, la cuarta con Mercedes desde 2014, ha estado marcada por sus incursiones en el universo de la música y la moda, que han inquietado regularmente a la prensa, preguntándose si no le impedirían triunfar al volante, en lugar de considerarlas como claves de su éxito.

 (Photo by Pedro PARDO / AFP)

“Satisfacer mi creatividad me estimula. Es sano descubrir otras cosas para las que estás dotado y poder sumergirte en ellas. En mi tiempo libre, intento explorar, ya que al mismo tiempo que aprendes, estimulas tu espíritu”, reconoció Hamilton en una entrevista con la AFP durante el Gran Premio de Rusia.

(Photo by Alfredo ESTRELLA / various sources / AFP)

“Siempre he sido así, pero no me atrevía a ir más lejos, ya que para mi padre no había otra cosa que las carreras. Cuando eres joven, cada día tienes un único objetivo: llegar a la F1. Cuando ya estás, has tenido resultados positivos y has echado raíces, puedes explorar otras cosas”, señaló, con un pendiente de diamantes en su nariz y una cadena de oro alrededor del cuello.