Grandes óperas son montadas para niños.

¿Hace cuánto que no vas a ver una ópera? Si piensas que puede ser algo tedioso quizá no has visto la propuesta de Arpegio Producciones, una compañía mexicana especializada en montajes para niños, la cual pretende mostrar la belleza de dos óperas clásicas, con una estética accesible y fascinante para los infantes.

Arpegio presentará, en el ciclo Lunario Niños (en el foro alterno del Auditorio Nacional) El barbero de Sevilla, de Gioachino Rossini y Las bodas del Fígaro, de Wolfgang Amadeus Mozart.

Ambas obras están inspiradas en la trilogía del dramaturgo francés Pierre-Augustin de Beaumarchais: El barbero de Sevilla, Las bodas de Fígaro y La madre culpable.

Nada mejor que estos montajes para iniciar a los más chicos –y a nosotros mismos, por supuesto– en el arte escénico y musical de estas dos grandes obras. La del maestro italiano cuenta cómo el Conde de Almaviva lucha por casarse con su amada Rosina, luego de sortear con la ayuda de Fígaro –un peluquero y dentista multitasking– una serie de peripecias.

La del genio austriaco Mozart, por su lado, narra la historia de cómo Fígaro, que sirve en el castillo del Conde de Almaviva, arma un divertido engaño para rescatar a su novia Susana y al mismo tiempo hacer que su patrón se reconcilie con la Condesa.

El Barbero se presentará los domingos 21 de febrero y 6 de marzo. Las bodas lo harán los domingos 28 de febrero y 13 de marzo, todas a la 1:00 de la tarde. Consigues los boletos en taquilla o a través de Ticketmaster (cuestan entre 230 y 350 pesos).

El barbero de Sevilla

  • El barbero de Sevilla

(JR)