El jugo de naranja ha perdido su lugar en la mesa del desayuno, la gente lo ha satanizado a tal grado que se nos han olvidado los beneficios del mismo. Al mismo tiempo, tenemos que recordar que es un alimento que deberíamos de consumir con moderación, por lo que te recomendamos tomarlo máximo 2 veces por semana.

Regula tus azúcares:

Si comúnmente no ingieres azúcar en tu dieta diaria, te puedes llegar a sentir mal ya que el azúcar es la fuente principal de energía para tu cuerpo.

Combate las enfermedades:

Gracias a su alto nivel en vitamina C, estimula el sistema inmunológico, por lo que te sube las defensas.

Antioxidantes:

El jugo de naranja funciona como un antioxidante, esto libera al cuerpo de toxinas.

Mejora tu digestión:

El jugo de naranja gracias a los niveles de glucosa que tiene, genera mucha energía. Esto ayuda a que tu sistema digestivo sea más eficiente. Sin embargo, recuerda que la fruta como tal contiene más fibra que  jugo.