La economía es muy importante en la relación de pareja pues es un punto que puede llegar a ser delicado en casos de crisis, es por eso que desde el principio se deben establecer objetivos claros para que el dinero nunca sea un motivo para lastimarse, manipularse o hasta de rompimiento.

Comunicación

Establezcan desde un principio cuáles serán cada una de sus responsabilidades, hablen honestamente sin miedo a tocar ningún tema, así estará todo claro y además de que este ejercicio fomentará la confianza, evitará problemas futuros.

Planeación

Comiencen preguntándose cuáles son los ingresos, egresos, cuánto aportará cada uno, cómo solventarán sus necesidades, qué cantidad destinará al ahorro y al tener estas respuestas les será más claro e camino que deben tomar.

 

 

 

Metas financieras

Después de cubrir los puntos uno y dos se obtiene un claro de la economía de pareja y es momento que determinar un plan de acción para llegar a sus objetivos, así es más fácil para ambos recortar gastos hormiga y superficiales para alcanzar bienes más grandes, superar un imprevisto económico y jamás comprometer la estabilidad financiera.

Ahorro

No significa privarse de ciertos gustos o pequeños lujos, simplemente hay que hacerlo a conciencia y teniendo en cuenta nuestros objetivos financieros.