Se diría que en este tiempo los miembros de las casas reales tienen más posibilidades para encontrar el amor. Los requisitos para encontrar pareja ya no son tan rígidos y no solo se admiten plebeyos sino personas “con pasado”. ¿Ha sido para bien? Quedan dudas por los resultados que han tenido algunas uniones.

Carlota Casiraghi y Gad Elmaleh

En enero de 2012 la hija mayor de Carolina de Mónaco sorprendió a todos cuando dejó a su novio de toda la vida para exhibir su amor por Gad Elmaleh, muy apuesto, cierto, pero apenas un cómico mediocre. El amor duró tres años, tiempo suficiente para procrear un niño, pero se diluyó a fines de este año, cuando Carlota empezó a salir con el cineasta Lamberto Sanfelice. ¿Cuánto durarán?

Carlota Casiraghi y Gad Elmaleh

Alejandra de Dinamarca y Martin Jorgensen

“Una aristócrata casada y aburrida que deja todo por un mozalbete idealista…” no, no es el inicio de una novela romántica, sino la historia de la princesa danesa que rompió con su marido y renuncio a su título nobiliario para echarse en brazos de un fotógrafo 14 años menor que ella. Se casaron y vivieron juntos felices… por 8 años. Ahora están en trámites de divorcio.

Alejandra de Dinamarca y Martin Jorgensen

Cristina de España e Iñaki Urdangarin

¿Qué mujer rechazaría a un hombre atlético, de casi dos metros de estatura, rubio, con facha de vikingo, atento y fiel? La infanta Cristina contestaría que ella no. Esa es la descripción de su marido quien parece haberla hechizado, por lo menos eso creen los asesores de la hermana del monarca español ante su rechazo a dejarlo, a pesar de haberla involucrado en una red de corrupción que puede llevarla a la cárcel.

Captura de pantalla 2016-06-08 a la(s) 13.28.44

 

Amadeo de Bélgica y Lili Rosboch

El sexto en la línea de sucesión al trono de los belgas se empecinó en casarse con esta periodista de ascendencia aristocrática, de quien se tienen buenos comentarios excepto que no le agradó en principio a su tío político, el rey Felipe, al grado de no dar su consentimiento. El impetuoso Amadeo perdió sus derechos de sucesión, pero la intercesión de su tía, la reina Matilde, le valió el perdón en noviembre pasado.

Captura de pantalla 2016-06-08 a la(s) 13.29.01

 

Martha Luisa de Noruega y Ari Behn

Parece que a la primogénita del rey noruego, Harald V, la persigue una mala estrella, Nació antes de la abolición de la ley que daba prioridad a los hombres sobre las mujeres en la línea de sucesión en el país nórdico y nunca será reina. Por otra parte, no escogió muy bien su príncipe azul, probablemente porque en realidad se trata de un escritor de mediana fama quien ha querido ser cantante y ahora se empeña en actuar.

Martha Luisa de Noruega y Ari Behn

Harry de Inglaterra y Chelsy Davy

Cierto que el soltero más codiciado de Europa es un mujeriego incorregible, y también que la única de sus conquistas que logró aplacarlo, por lo menos un tiempo, fue la aristócrata zimbabuense con quien duró siete años. Eso podría explicar sus intentos por reconquistarla.¿Podrían volver? Sí, afirman fuentes cercanas a Chelsy, quien le ha puesto una condición, cortar definitivamente con la modelo Cressida Bonas.

(Por Pedro C. Baca)