Sin duda que cualquier diamante desvela un sentimiento de felicidad y compromiso, y que por supuesto también, se quedará en el recuerdo de los involucrados para toda la vida. Más, hay algunos que se quedarán en la memoria de varias generaciones y que marcan un momento para la eternidad, no solo por quienes lo reciben y entregan, sino porque son majestuosamente utópicos.

Tal es el caso del anillo compuesto por un zafiro de forma ovalada rodeado de pequeños pero finos solitarios y que vistieron los dedos, de no solo una, sino de dos futuras reinas de Inglaterra: la princesa Diana Spencer y la duquesa Catherine Middleton. O, Diana y Kate como son popularmente conocidas. Sin temor a equivocarnos, este regalo de compromiso es sin duda el más conocido e importante de la época moderna.

princesa diana - middleton

En segundo lugar nombramos a la sortija que entregó el carismático y popular John F. Kennedy a su entonces novia Jacqueline; quien después se volvería mucho más famosa que el como ya lo dominamos. La opulencia del tesoro en joya de la casa joyera Van Cleef & Arpels, asimila la elegancia única y atemporal de “Jackie”. No cualquiera lo hubiera portado como lo hizo ella, pero en una mujer con tanto estilo, el anillo lucía como ningún otro.

jacqueline emerald

Aunque Elizabeth Taylor se casó 8 veces, fue el que le entregó Mike Todd al que hacemos alusión y al que le damos podio en tercera posición. Hablamos de un corte esmeralda de 29.4 quilates que la misma Taylor lo definía como “el anillo con el que puedes patinar”.

elyzabeth taylor

Nuestra posición número 4 lo obtuvo el solitario en forma de diamante que el inalcanzable Frank Sinatra entregó a Mia Farrow en 1966. ¿Por qué? Bueno con tan solo pensar que fue el mismo Sinatra el que eligió esta pieza de 9 quilates y que fue la exquisita Farrow quien lo presumió, es razón suficiente.

mia farrow

El quinto y último puesto lo tiene el anillo que ahora lleva puesto en su mano izquierda Angelina Jolie, pero que tardó (para sus fans) demasiado tiempo en llegar. Podríamos pensar que fue la larga espera la que hace este anillo uno tan especial, pero la verdad es que es una suma de factores: ser la pareja más icónica y envidiada de la última década, lo controversial de sus comienzos, su negación al matrimonio, y finalmente, el tratarse de un hermoso anillo diseñado por el prestigiado joyero Robert Procop que conjugó la elegancia y el dramatismo que tanto caracteriza a Jolie. ¡Valió la pena la espera… ¿o no?!

angelina jolie

 

 

TE PUEDE INTERESAR