Bañarnos ha sido parte de nuestra rutina, ya sea mañanera o de la noche, desde ya hace muchos muchos años. Puede ser que te bañes por necesidad, por estar limpio o a lo mejor porque te gusta solamente quedarte bajo el agua y sentir el agua caliente bajar por tu cuerpo. Al final, al estar en una regadera y relajarte te permite abrir tu mente, se dice que muchas de tus grandes ideas te llegan cuando te estas bañando.

Pero aunque nos encante estar horas bajo el agua caliente, nuestro cuerpo se beneficia más del agua fría. Aquí te dejamos varios ejemplos de cómo se mejora tu cuerpo al bañarte con agua a una temperatura baja.

  1. Existen menos posibilidades de que te enfermes

Con el agua fría tu cuerpo se despierta haciendo que tu sistema inmunológico se active más rápido por lo que se le facilita combatir virus e infecciones.

  1. Te hace ver más joven

Mientras que al bañarte con agua caliente hace que la piel se te reseque y se haga flácida, el agua fría te reafirma la piel y previene las arrugas.

  1. Despierta

Hace que tu organismo se activa, por lo que quita el cansancio y hace que te sientas más despierto. Es por esto que recomiendan que cuando te despiertes, te bañes con agua fría para empezar bien el día.

  1. Ayuda a la circulación

El agua fría hace que se repartan mejor los nutrientes y el oxígeno en tu cuerpo, por lo que mejora tu circulación.

  1. Hidrata el pelo

Cuando te bañas con agua caliente ésta hace que se reseque el cuero cabelludo ocasionando caída de pelo. El agua fría mantiene tu pelo saludable ya que previene la caspa, la resequedad y por ende que el cabello se te caiga.

 

(Carolina Arellano S.)

 

 

TE PUEDE INTERESAR