Cuando parecía que la cantante estadounidense y nominada al Grammy, en la categoría de Mejor Artista Revelación estaría gozando por esta distinción, es todo lo contrario, pues en los últimos días Bebe Rexha ha estado luchando para encontrar un vestido para la ceremonia del mes que viene, enfrentándose a  los diseñadores que la consideran «demasiado grande».

Bebe Rexha, la cantante neoyorquina de origen albanés, también nominada por la canción «Meant to Be», interpretada con un duo country, criticó en redes sociales a los diseñadores que se negaron a hacerle un vestido a medida, prenda fundamental para la alfombra roja del evento.

«Mi equipo contactó a algunos diseñadores», dijo la joven de 29 años. «Y muchos de ellos no quieren vestirme porque soy demasiado grande».

«Si una talla 6/8 es demasiado grande, entonces no se qué quieren que les diga. Entonces no quiero llevar vuestro %$&%$ vestido», escribió  Rexha. Una talla estadounidense 8 es más o menos una 40 en Europa y una 12 en Reino Unido. 

«Están diciendo que todas las mujeres del mundo que son talla 8 no son lindas y no pueden llevar vuestros vestidos».

Otras famosas como Adam Lambert y la modelo Tyra Banks tuitearon a favor de Rexha, que afirmó que acudirá con toda su anatomía a la gala de los Grammy,  este 10 de febrero.

La cantante no especificó qué diseñadores le habían dado la espalda, pero su denuncia puso en evidencia una vez más el desafío al que se enfrentan las mujeres que no caben en los vestidos de prueba, generalmente limitados a las modelos de pasarela de tallas 0-4.

Demi Lovato

Si alguien se sintió identificada con los problemas de Bebe Rexha fue la cantante Demi Lovato que manifestó que aquello era una locura y no dudó en brindar un apoyo total a Bebe Rexha. No hay que olvidar que Demi ha enfrentado duras batallas contra los trastornos alimenticios.

En sus redes sociales la intérprete de “Sorry Not Sorry” demostró su apoyo total a la situación por la que atraviesa Rexha y le escribió el siguiente mensaje: “¡Esto si es un discurso poderoso! Me encantas y te agradezco que utilices tu voz para denunciar estas injusticias”.

Vestido rojo

En 2016, la actriz Leslie Jones llamó la atención sobre la problemática al tuitear que no tenía nada que ponerse para el estreno de la película Ghostbusters (Cazafantasmas).

«Es tan divertido ver cómo no hay diseñadores que quieran ayudarme con un vestido de estreno de una película», tuiteó Jones, conocida también por sus excentricidades en el show Saturday Night Live.»Hmmm esto cambiará, pero yo me acuerdo de todo».

El diseñador estadounidense Christian Siriano acudió en su ayuda en ese entonces, vistiendo a Jones con un vestido rojo con un escote que dejaba sus hombros descubiertos y una larga apertura en la falda.

«No debería ser excepcional trabajar con gente brillante sólo porque no tienen medidas de modelo. Las felicitaciones no tienen lugar, el cambio sí», tuiteó Siriano acerca del episodio.

El diseñado también ofreció su ayuda a Rexha. «Hemos vestido a @BebeRexha un par de veces ¡y nos encantaría hacerlo de nuevo!», tuiteó.

Ojalá que este llamado a tiempo sirva para que veamos a Bebe Rexha desfilar en la alfombra roja como toda una reina y darles una cachetada con guante blanco a los diseñadores que se negaron a vestirla.

Con información de AFP