Este año, en el Staples Center de Los Ángeles, las mujeres estuvieron mejor representadas entre los nominados en la noche más importante de la música, las celebridades volvieron a los principios básicos de la alfombra roja. Eso significa atractivo sexual, mucho traje de pantalón y glamour de estrella de rock. 

Es difícil decir quién fue la triunfadora en cuanto a look y glamour pero aquí te va un recuento de aquellas que consideramos nuestras favoritas.

Alicia Keys, la ganadora de 15 premios Grammy, sin duda prendió la noche con su vestido Armani rojo con escote V y abotonado en la parte delantera.

Otra chica ataviada en rojo fue Bebe Rexha que estuvo en el remolino del debate en redes sociales por sus acusaciones hacia ciertos diseñadores que se negaron a vestirla porque era “demasiado grande”, sin embargo, esta noche relució en la alfombra con un vestido largo de capas de tul rojo.

Camila Cabello

La sensual Camila Cabello deslumbró por la sencillez de su vestido Armani rosa brillante de cuello alto y manga larga, pero con un gran escote en la espalda. Como dicen, a veces lo más básico trae grandes dividendos.

La cantante Kacey Musgraves optó por un vestido rosa pálido sin tirantes, ultra femenino con corpiño de abanico de tul y un cinturón rosa oscuro.

Esta vez nuestra consentida Jennifer Lopez se decantó por un gran sombrero de ala ancha que muchos vieron similar a uno usado por la primera dama Melania Trump el año pasado. Sólo cumplió dicen algunos pues JLo siempre nos había acostumbrado a espectaculares atuendos, esta vez sólo cumplió.

Buenas calificaciones también para Miley Cyrus que optó por sus pantalones y un blazer con un escote que la hicieron verse muy sobria.

Nuestro Ricky Martin sorprendió no sólo porque fue acompañado de uno de sus hijos sino por su look con bigote y una discreta barba.

Ángela Aguilar

Ah, la grata presencia de la noche fue Ángela Aguilar que no perdió su encanto infantil pero que lució soberbia con su vestido blanco con tonos azules y un rebozo azul y unos accesorios, anillo y aretes, que le prestó su abuela.

Mención especial para dos mujeres que arrasaron e hicieron que las cámaras no dejaran de brillar a su paso por la alfombra roja:

Lady Gaga con un vestido plateado, ajustado a su cuerpo, sin tirantes, con abertura en la parte inferior, que le permitió lucir su pierna y una sencilla gargantilla que la hizo lucir muy bella, además de un maquillaje muy natural y Dua Lipa, la otra triunfadora por su vestuario plateado, ceñido al cuerpo, un escote de corazón, y una espectacular cola de satén de varios metros de largo y también optó por lo básico, una gargantilla de diamantes que la hacía verse espectacular. Si a esto sumamos la sencillez de su maquillaje y un cabello sobrio y liso, la ecuación resultante es que ella se convirtió en la reina de la noche.

No te pierdas nuestra fotogalería en nuestras sección de Sociales porque, como dicen, una imagen dice más que mil palabras.

Fotos: AFP

Con información de AFP