Nuestra experta en bienestar, Marina Palmer, te da algunas sugerencias para lidiar con las conductas rebeldes de tus hijos que estén interfiriendo con el hogar y la familia.

Lo importante es que no te enganches, tampoco pienses que el carácter de tu hijo es culpa tuya, recuerda que cada individuo es responsable de sus actos y su carácter, advierte Marina Palmer. Lo que sí es primordial es que lo acompañes en el proceso de maduración, mientras ellos aprenden a conocer su carácter.

Durante el acompañamiento, dice Marina Palmer, debes escucharlo, eso sí, jamás juzgarlo. Si hay algo que corregir aprendan a conversarlo y juntos darle una solución.

Según Marina Palmer todo están en la comunicación, pues cuando hay una mala comunicación puede darse una mala interpretación de las cosas. DE ahí que llame la atención a dialogar y negociar con los hijos rebledes.

De este encuentro y conversaciones con tu hija o hijo, saldrás más fortalecido, no olvides seguir estos consejos.