Después de 13 años de no pisar Tierra Azteca Lenny Kravitz regresó para iniciar su “Rise Vibration Tour 2018” en la Ciudad de México, lugar que eligió de 100 ciudades por una sola razón: “Me encanta México”.

El cantante norteamericano se mostró alegre de volver y recordó que la primera vez que vino a cantar fue en el Estadio Azteca (septiembre 2002), lugar del que quedó impactado por su dimensión y no ha vuelto hacerlo ni en un bar, un auditorio y una arena.

“Fue un lugar muy especial aquella ocasión, el haber venido por primera vez a México y que me haya tocado ese enorme estadio fue algo increíble que no puedo borrar de mi memoria”, dijo en una conferencia en el hotel St. Regis.

Abundó que está experiencia y otras que ha tenido como su último concierto en el Palacio de los Deportes (marzo de 2005) más la calidez de la gente en esta metrópoli y el país en general “se convierten en un lugar al que quiere regresar una y otra vez”, otro motivo para regresar a los escenarios mundiales.

El también actor reveló que volverá a la pantalla grande y está trabajando en un proyecto del cual no dio detalles, sin embargo, será lo único en cine ya que los dos siguientes años está decidido dedicarse a la música con la promoción de su disco que lleva el nombre de la gira después de su último álbum de estudio “Strut”.

Considerado un ícono del rock con influencias de soul, regale y funk expresó que el rock no está muerto ni está en proceso de extinción y lo demostrará con su música este 13 de abril en la Arena Ciudad de México,  15 en Monterrey y 18 en Guadalajara para seguir su gira por el mundo.

Finalmente, mandó un mensaje a la humanidad tras las relaciones que a veces entre países y pueblos no se ponen de acuerdo y dijo: “para mí todo es unidad, amor, estar juntos, porque creo que así fuimos creados, somos uno y somos un mismo pueblo”. 

 

Redacción / Fotos JDS 

TE PUEDE INTERESAR