En los últimos años y más con el incremento del tráfico, la oficina se ha convertido en uno de los lugares en los que más tiempo llegamos a pasar, es por eso que se trata de un factor fundamental que estemos cómodos en dicho espacio en todos los sentidos, para tener una vida más llevadera y tranquila.

Crea un espacio agradable

Procura que tu lugar de trabajo sea un espacio agradable que te haga sentir cómod@. Puedes colocar detalles que vayan con tu personalidad y que creen un ambiente en el que te guste trabajar.

Entabla buenas relaciones

Sé amable con tus compañeros y aléjate por completo de los chismes y conflictos. Siempre construye una relación de respeto con aquellos que te rodean y así tu ambiente estará más tranquilo.

Asegúrate de hacer lo que amas

No hay nada que te llene más que hacer aquello que te encanta. Si está dentro de tus posibilidades elige aquellos puestos y actividades que te inspiren. Cuando hacemos lo que amamos, cambia por completo nuestra actitud cuando llegamos al trabajo.

 

(Por Elizabeth Almazán)