Llevar una rutina alimenticia no es tan dificil como parece. Sigue estos consejos y verás que mejorará tu alimentación mientras trabajas:

  • Realiza las compras de tus alimentos en tus días de descanso
  • Lleva lunch de tu casa y evita comprar alimentos procesados.
  • Aprovecha tu día de descanso para preparar tus comidas de la semana y organízalos en el refrigerador.
  • Lleva un jugo verde o un smoothie por las mañanas, así reducirás la ansiedad y los antojos durante el día.
  • Lleva snacks saludables nueces, almendras y frutas.
  • Ten siempre en tu escritorio una botella con agua y bebe al menos 2 litros diarios.
  • Sustituye el café por té.