Si estás a tope con la dieta, esta mermelada es ideal pues es una deliciosa opción para tus snacks y además es baja en calorías, puedes acompañarla con pan Ezequiel y así podrás seguir la dieta sin sentir culpas.

1 piña

2 limones

unas gotitas de stevia líquida

 

Preparación

Quita la cáscara de la piña y el corazón de la piña.

Corta lo que reste de ella en trocitos pequeños.

Exprime los limones en un recipiente, pon unas gotitas de stevia y revuelve.

Coloca la piña en una cacerola a fuego medio junto con la mezcla del jugo de limón y la stevia.

Remueve y aplasta la fruta mientras se cocina durante 20 o 25 minutos

Retirar del fuego dejar enfriar y envasar.