Los perros y gatos al cumplir entre ocho y 10 años de edad comienzan a hacerse viejos. Y eso cambia la dinámica y los cuidados.

En México más de 50% de los hogares tiene una mascota en casa que sufrirán los estragos de la tercera edad, sin embargo, muchas personas no saben cómo identificar las señales del comienzo de la vejez y, sobre todo, cómo cuidarlas cuando esto ocurra, señala Alejandro Sánchez, médico veterinario y zootecnista por la UNAM.

El envejecimiento implica un deterioro progresivo del organismo, y se debe tener en cuenta que algunos factores como la especie, la raza, el tamaño, la nutrición y hábitos de vida influyen en la manera en cómo lo vive el perro o el gato.

El experto te aconseja:

Los animales de compañía en edad geriátrica requieren la vigilancia de los dueños ante cualquier alteración física o cambios en la conducta, debido a que esos síntomas pueden servir de ayuda para que el médico veterinario actúe preventivamente y trate a tiempo complicaciones que pueden mermar su desempeño cotidiano.

Explica que la mayoría esas enfermedades no aparecen de pronto, sino que se generan lentamente. Por eso se aconseja la visita al veterinario de manera regular y la realización de exámenes geriátricos a partir de los ocho años de vida.

Entre las enfermedades más frecuentes de estos animales están el cáncer, diabetes, artrosis e insuficiencia renal que surgen entre los ocho y 10 años, edades consideradas como el inicio del proceso de envejecimiento.

El especialista subraya que todas las mascotas merecen una atención médica de calidad, por lo que recomendó estar atentos a seis señales que podrían indicar estar envejeciendo:

1. Pérdida de visión y problemas oculares.

2. Problemas urinarios.

3. Encías sangrantes y mal aliento.

4. Protuberancias y manchas en la piel.

5. Excesivo aumento o pérdida de peso.

6. Dolor en huesos y articulaciones que les dificultan el movimiento.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu