Desde hace ya mucho tiempo nos han dicho que no se deberían usar líneas horizontales, que este es un look que únicamente las personas delgadas deberían de usar, ya que todas las demás no les resulta favorecedor este tipo de estampado. Pero como bien ya lo sabemos, no todo lo que la gente dice, es verdad.  Así que aquí te dejamos todos los mitos sobre las líneas horizontales en las prendas.

  1. Las rayas horizontales engordan.

Esto no es del todo cierto. Lo que pasa con estas líneas es que el cerebro las ve más largas de lo que realmente son, es por esto que la gente te puede llegar a decir que te ves un poco más robust@ con ellas.

  1. Todas las líneas son iguales

Depende de la línea que tanto te favorece. Si vas a utilizar este tipo de estampado, procura que la raya sea una delgada ya que te hará ver mejor.

  1. El color no importa

Claro que importa y afecta mucho. Aunque sea muy cierto que las rayas horizontales no te hacen ver gorda, esto también depende del color de las líneas. Como siempre entre más oscuro, mejor.

  1. No importa tu tipo de cuerpo, la línea horizontal siempre se verá igual

Esta es un a gran mentira. Entre menos curvas tengas, más juntas deberían de estar tus líneas las cuales deberían de ser más delgadas. Si tu cuerpo es de pera o de reloj de arena, tu estampado deberá de consistir en líneas un poco más gruesas y separadas la una de la otra.

TE PUEDE INTERESAR