Montserrat Oliver se siente en plena madurez, realizada de acuerdo a sus convicciones, orientación sexual y aspiraciones profesionales. No añora nada ni suspira por la maternidad.

El tema salió a relucir en reciente entrevista que la comunicadora, modelo y empresaria otorgó en exclusiva para JDS para promocionar un champú a base de miel de abeja del que es embajadora.

Montserrat Oliver, quien se declara muy feliz en su noviazgo con la modelo Yaya Kosikova, expresó que en algún momento pensó en ser mamá, pero que las condiciones no se dieron.

“Veo a mis amigas y a mis hermanas con sus pequeños y me enternezco, pero creo que ya se me pasó el tren y no lo lamento”, señaló.

En cuanto a la posibilidad de procrear un bebé por vientre de alquiler o impulsar a que Yaya se embarace, la guapa influencer lo descartó.

“Estoy feliz por personas como Joy Huerta (de Jesse & Joy) quien acaba de convertirse en mamá junto con su esposa Diana Atri, pero no hemos pensado en esa posibilidad. Más que tener un bebé propio ambas se sienten más estimuladas con la idea de adoptar”.

“Siento que es mucho ego, el enemigo de todos los seres humanos por querer que un hijo se parezca a ti, cuando hay tantos niños que no tiene hogar, mejor adoptas y ya”, señaló con la sinceridad que la caracteriza.

Respecto a las reacciones negativas que ha despertado Joy con el reciente anuncio de su maternidad, Montserrat sostiene que le parecen deplorables porque hablan de conservadurismo y prejuicio, que afortunadamente va disminuyendo.

“Creo que cada ser humano vale por su esencia, por la forma en que supera debilidades y defectos. Lo de su orientación sexual es algo muy personal que a nadie debe interesarle”, señaló la dueña de Mo Cosmetics, una firma de cosméticos de venta por catálogo que lanzó hace varios meses.

Por Pedro C. Baca

Fotos PhotoAMC