Investigadores de la Universidad de Wisconsin –Madison, Estados  Unidos revelaron que el hecho de escuchar la voz de un ser querido produce la misma respuesta bioquímica que un abrazo o una caricia; es decir, nos calma y reduce el estrés, que es una respuesta del organismo que pone al individuo en disposición de afrontar  situaciones interpretadas como amenazas que cada vez más están presentes en nuestra vida diaria y tiene múltiples efectos negativos para nuestra salud. Ahora, mejor  habla por teléfono con tu mejor amiga o con esa persona que hace tiempo no tienes contacto.

mujer-rubia-con-abrigo-hablando-por-celular

(Por Alejandrina Aguirre Arvizu)