Tener un buen sueño puede ser algo realmente transformador, que trae grandes beneficios a nuestra salud, mejora la memoria, la apariencia del cutis, las células se regeneran, ayuda a mantener un peso adecuado, favorece el control de enfermedades como la hipertensión y la diabetes y el cuerpo se oxigena. Por el contrario estudios demuestran que no conseguir dormir suficiente puede afectar una vida feliz y será motivo de estrés.

Si sientes que no puedes conseguir un sueño profundo, si despiertas por la mañana cansado puede que la solución esté en tus manos, hay ciertos errores que cometemos y al corregirlos podrás tener los mejores sueños de tu vida.

No pongas a cargar tu celular en la cama y si puedes ni siquiera en tu dormitorio

Si estás usando tu celular como despertador y lo tienes muy cerca de tu cama estás cometiendo uno de los errores más perjudiciales, las pantallas nunca deben estar en tu habitación. La luz azul de las pantallas digitales obstaculiza el desarrollo de melatonina y hace que el cerebro despierte, incluso el resplandor que se produce en tu celular cuando se activa alguna notificación podría estar influyendo en tu ciclo de sueño sin que lo notes. ¡Carga tu Smartphone fuera de tu recámara!

No bebas vino

Si bien una copa de vino puede hacer que sientas somnolencia, esta bebida interfiere en la homeostasis que es la que ayuda a regular cuando dormir y cuando despertar, en esencia el vino puede darte sueño pero después irrumpirá el mismo. Además te despertará ya que tiene efecto diurético y sentirás deshidratación.

No bebas mucha agua

Es raro ya que siempre los expertos dicen que bebamos mucho agua, pero el exceso de agua hará que el cuerpo se despierte durante la madrugada para ir al baño e impedirá la delicia de un sueño reparador. Se recomienda tomar muchos líquidos mínimo 2 horas antes de ir a la cama.

 

No comas en exceso

Es muy común que por la noche te da mucha hambre, pero cuidado, si te sobrepasas con la cena será más difícil que concilies el sueño y si consigues hacerlo ten en cuenta que el estómago lleno estimula las ondas cerebrales y puedes tener sueños inquietantes o hasta pesadillas.

Los expertos recomiendan que los mejores alimentos para antes de ir a la cama son el plátano, la leche, la miel y la avena. Puedes juntarlos y beber un smoothie para dormir como bebé. Aquí algunas recetas.