Pamela Anderson se deslinda tajantemente de iniciativas como #MeToo, dedicadas a denunciar acoso y abusos sexuales contra mujeres en distintos ámbitos comenzando por el mundo del espectáculo.

No es por falta de conciencia o de poca solidaridad, aclara la actriz de 51 años y sex symbol de toda una generación de caballeros que la siguieron en la mítica serie de tv Guardianes de la Bahía.

Pamela señala que su deslinde se debe a que estas manifestaciones de feminismo han ido «demasiado lejos».

«Me parece que este movimiento feminista se ha convertido en arma para ajustar cuentas no siempre de una manera honesta», señaló la ex playmate en una entrevista para la tv australiana.

. JPISTUDIOS/PHOTOAMC

No es la primera vez que Anderson lanza comentarios que ella misma califica de «políticamente incorrectos».

Tiempo atrás, cuando le preguntaron por las estrategias del productor Harvey Weinstein para seducir actrices, Pamela señaló que, por sentido común, nadie debería aceptar una reunión de negocios en la habitación de un hotel y menos con una persona que la recibe en bata.

«No hay que tentar al peligro, cuando una misma sabe que la situación es incorrecta», afirmó entonces. ¿Tú qué opinas?

Por Pedro C. Baca

Fotos PhotoAMC