Los métodos coreanos del #kbeauty es ya un must en el saber de toda adicta de la belleza. Por eso que te dejamos los 10 pasos –casi mandamientos– esenciales para lograr acercarse a la impoluta perfección de la piel de la población oriental. Toma nota:

  1. Limpieza parte I: aquí nos referimos al mantra de toda beauty addict: ¡desmaquillarse antes que cualquier cosa suceda, no importa la hora a la que llegues y si mueres de cansancio! Este paso es primordial para lograr una piel suprema. Ya sea que utilices toallitas desmaquillantes, bálsamos, aceites, aguas micelares, bifásicas o espumas, siempre debemos retirar hasta la última gota de maquillaje y suciedad acumulada a lo largo del día.

Foto: PxHere

2. Limpieza parte II: con esta ya nos referimos a la limpieza a base de agua, que en palabras de mortales no es otra cosa más que lavarnos nuestra cara con el limpiador de confianza que tengamos; no importa la fórmula utilizada, pero debe reconfortarte y limpiar la piel a profundidad.

3. Exfolia: al menos una o dos veces por semana para deshacernos de las células muertas que se van acumulando con el tiempo, para así tener nuestra piel renovada y fresca; además de lista para toda nuestra rutina de skincare.

4. Tonificar la piel: el temido y tan incomprendido tónico que debemos usar sí o sí, pues además de equilibrar el pH de nuestra piel, terminará de retirar cualquier rastro de suciedad que pudo habernos quedado, pero no sólo eso, también nutrirá y refrescará la piel. Sal a buscar tu tóner preferido y empiézalo a usar diariamente.

5. Esencia: o como a mí me gusta llamarla, el pre-suero, pues deja la piel lista para poder absorber todos los nutrientes y beneficios de nuestro suero, además de ser apta para todo tipo de pieles, desde las más sensibles y hasta las más oleosas. Hay quienes afirman que es el paso más importante de la rutina coreana, hace la diferencia entre una piel hidratada y una sedienta.

6. Suero: aquí hay todo un mundo, pues dependiendo de la necesidad de tu piel será el ingrediente estrella, así que piensa bien si tu piel necesita un boost de hidratación, ese glow increíble que tanto quieres o prevenir y ayudar a las líneas de expresión que los años van dejando. Las opciones son muy grandes y los gustos extensos; elige sabiamente el suero e incorpóralo a tu rutina de skincare.

7. Hidratar sabia y abundantemente: lo más importante que debes aprender es que NO importa el tipo de piel, absolutamente todas necesitan de hidratación y para ello debes buscar el producto que más se adapte a tus necesidades, desde las texturas muy pesadas hasta las más ligeras, todas supernecesarias en cualquier rutina.

Foto: PxHere

8. Cuidar el contorno de ojos: si de por si nuestra piel es bastante delicada, imagina una capa que es muy delgada, fotosensible y delicada… Pues justo esta es la descripción de la piel de nuestro contorno de ojos y es por ello que requiere cuidados y productos especiales, debido a que tiene necesidades específicas, desde desaparecer esos terribles círculos obscuros hasta quitar los estragos de la resequedad propia de la zona.

9. Proteger del sol: este paso es primordial para cualquier rutina de belleza, desde China y hasta Andorra, pues siempre estamos expuestas a los rayos dañinos del sol, tanto los UVA como los UVB, ambos destructores de la piel y causantes de males, tales como lunares, pecas y hasta cáncer en la piel. No debes dejar de usar un protector solar de alta protección todos los días del año. Hasta cuando veas que no hay ni un rayito de sol. Aplícalo religiosamente.

10. Consiéntete: Nos referimos desde un masaje hasta una mascarilla (de cualquier tipo), el chiste es que le des la importancia debida a tu piel y pases un buen rato, pues nada mejor que una mascarilla y una copa de vino para terminar la semana.

Foto: Bin Thieu

Así que ya lo sabes: ¡a tener una piel de porcelana!

Por Montserrat Salazar Hernández / IG: @beautyguru_mx