En primavera no hay mejores tonos para vestir que los brillantes, dentro de los más fuertes son los azules, verdes y turquesas. Si te mueres por usarlos, pero no sabes cómo combinarlos, checa nuestras inspiraciones.