Quienes lo vieron por primera vez no daban crédito, pensaban que era uno de tantos videos alterados para hacer quedar mal a quien aluden, pero no, la escena en que la reina Letizia de España se enfrenta a su suegra, la reina emérita Sofía, es real y ha puesto en evidencia la muy mala relación que llevan nuera y suegra.

El penoso incidente

La Familia Real asistió el pasado domingo a la misa del Domingo de Resurrección en la catedral de Palma de Mallorca y a la salida del templo esperaban los reporteros gráficos.

Al final del oficio, la reina Sofía sujeta por los hombros a sus nietas Leonor y Sofía para posar ante los gráficos, pero la reina Letizia se cruza por delante, un gesto que dificulta la fotografía.

Se observa cómo la esposa de Felipe VI se acerca a sus hijas y a su suegra para decirles algo y toca el pelo a Leonor, Princesa de Asturias y heredera de la Corona española, quien en ese momento aparta de su hombro la mano de su abuela.

Otro video muestra a Letizia limpiando la frente de su hija luego de que su abuela, la emérita reina Sofía, le besara.

¿Qué está pasando?

Según la prensa española, no es la primera vez que suceden incidentes parecidos entre las monarcas españolas. En noviembre de 2013, la revista Semana tuvo como foto de portada lo que parecería ser una fuerte discusión verbal entre ambas.

Pleito en portada

En la imagen se puede observar a Sofía gesticulando con las manos mientras habla con su nuera. La corona señaló que la emérita monarca “simplemente hablaba con demasiada vehemencia”.

Otra ocasión tensa sucedió en 2016, en Mallorca, cuando Letizia no se detuvo a saludar a su suegra cuando esta se encontraba en la recepción del palacio de la Almudaina.

Motivos del conflicto

Fuentes cercanas a la corona señalan que el origen de estos desencuentros tendría como la oposición de Letizia a que sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía convivan con su abuela paterna.

Otros tiempos

Por lo menos eso opina el diario El Mundo de España, conocido por la prudencia con que trata los asuntos relacionados con la familia real española y su decisión de no dar espacios a chismes.

Sin embargo, en uno de sus escasas alusiones al conflicto entre ambas soberanas apuntó “Letizia incluso veta las visitas de doña Sofía, aduciendo que las niñas tienen que guardar una disciplina y respetar horarios que no se podían alterar”.

“No sé ni como están. No me dejan verlas, vivo al lado y no puedo ir a su casa”, manifestó Sofía entre lágrimas según contó la periodista Pilar Eyre.

Trato diferenciado

La actitud de la esposa de Felipe VI, pudiera justificarse si aplicara las mismas reglas a su propia madre, Paloma Rocasolano, pero no, la madre de la actual reina es una invitada muy frecuente al Palacio de la Zarzuela.

Letizia ha fomentado en sus hijas un gran cariño por Paloma Rocasolano.

Además, cuando Letizia sale de gira, sola o con su regio esposo, encarga a doña Paloma que supervise el cuidado de las niñas, quienes son asistidas por un par de institutrices y varias doncellas.

Y tanto repudio ¿ Por qué?

Unos lo atribuyen a la férrea insistencia de la reina Sofía en mediar entre el rey Felipe VI y su hermana la infanta Cristina, involucrada con su marido en un caso de tráfico de influencias.

“[Letizia] piensa que los ex duques de Palma han hecho un daño tremendo a la Corona y que su presencia junto a Don Felipe es nociva, por eso no entiende la obcecación de Doña Sofía”, dicen fuentes cercanas.

Otros encuentran una razón más egoísta, Letizia ha querido dejar en claro que más allá de los títulos nobiliarios, la única reina es ella, por lo que nadie más debe influir en la formación de sus hijas, sobre todo de la mayor, la princesa Leonor, quien, algún día heredará el trono.

(Por Pedro C. Baca)