El trastorno de la dismorfia, afecta a la percepción del físico. Pero es algo que también sucede entre las artistas. Y un buen ejemplo es el caso de Kim Kardashian quien, ha confesado que padece ese desorden y que le afectan las críticas y burlas sobre su imagen física que realizan algunos usuarios de las redes sociales.

La dismorfia corporal, también llamada dismorfofobia, es un trastorno relacionado con la percepción que una persona tiene de su propia imagen. “La persona se ve de manera diferente, el cuerpo lo percibe de otra forma y tamaño de la realidad frente al espejo”, dice Liceth Paloma Alarcón Bárcenas, especialista en bariatría.

 

Foto: Mikail Duran

 

En algunos casos, la persona se siente acomplejada por algún defecto físico que, aún siendo real, magnifica de forma desmesurada. En otros casos, está gente tiene una percepción errónea de su físico y, por ejemplo, se ve con sobrepeso sin tenerlo. Pero el resultado es siempre el mismo: la persona que padece el trastorno se siente insatisfecha y avergonzada con su imagen física.

La gente que sufre dismorfia puede estar mirándose en el espejo en un intento desesperado por ver desaparecer los defectos físicos que la atormenta o, por el contrario, evita mirarse.

Este trastorno suele ir vinculado a otros de tipo alimenticio, y puede desembocar en depresión y en actitudes de fobia social. Algunos estudios apuntan incluso que, alrededor de un 80% de los pacientes con este diagnóstico han acariciado al menos una vez la idea del suicidio.

 

Por Alejandrina Aguirre Arvizu