Mejorar las relaciones interpersonales es a veces tan sencillo como aprender a escuchar, expresar los pensamientos de la forma más clara, y conectar con los deseos de los demás. Estas claves te ayudarán a comunicarte mejor con tu prójimo.

El coach en comunicación y autor de varios libros sobre desarrollo personal Lair Ribeiro, dice que la competitividad y felicidad de una persona dependen en gran medida de su equilibrio intelectual, emocional y corporal. Él nos ofrece puntos clave para mejorar las relaciones con los demás:

Sé sincero

Deja que tus emociones se manifiesten. Si ocultamos nuestros sentimientos, la comunicación se convierte en un baile de sombras. Antes de caer en el error de iniciar un aburrido monólogo, observa a la persona que tienes a tu lado con interés, intenta descubrir sus cualidades positivas.

No interrumpas

Ni para tomar el mando de la conversación, ni para expresar conformidad o desacuerdo, ni siquiera para decir que a ti te pasa lo mismo.

Deja de tener siempre la razón

La mayor causa de dificultades y deterioro en las relaciones es la necesidad de hacer que la otra persona demuestre su error o que nosotros siempre tengamos que tener la razón.

Escucha

Quien sólo sabe hablar sí mismo, e intenta impresionar con su interminable currículo de logros profesionales y antiguas conquistas, sólo consigue aburrir. Es muy importante saber escuchar, dejar que la otra persona hable, interesarse por lo que dice, hacerle preguntas para demostrarle que se la escucha.

No critiques

Que una persona no esté de acuerdo contigo no significa que sea tu enemiga. En vez de juzgar y contraatacar a alguien, intenta entender los motivos que tiene para ser como es.

Ponte en su lugar

Mahatma Gandhi sostenía que las tres cuartas partes de las miserias y malos entendidos en el mundo terminarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y entendieran su punto de vista. Entonces, ¿por qué no probar a hacerlo nosotros?

Sé respetuoso

Respeta la vida privada de las personas con las que te relacionas. No intentes convertirlas en tus amigos a la primera de cambio, pues puedes agobiarlas. Muestra cordialidad, receptividad y buena predisposición para la relación, pero guarda una correcta distancia con respeto a su intimidad.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu