Si estás en planes de boda, probablemente tú y tu futuro marido tienen infinidad de preguntas… Casarse implica tener millones de compromisos y pendientes que palomear, uno de ellos, que por protocolo o placer se tiene que cumplir es la famosa ‘pedida de mano’. 

¿Qué es la pedida de mano? 

Es cuando el novio, acompañado de su familia, se presentan en casa de la novia para manifestar sus intereses en hacer una familia con ella. En las épocas de antes esto se llevaba a cabo previo a que el novio le pidiera a la novia casarse con él… así suena un poco más lógico ¿no?, ya que muchos piensan que ‘la pedida’ ya no tiene sentido si la novia ya aceptó, hoy en día se sigue haciendo por formalidad y respeto entre las familias. 

¿Cuándo se debe hacer? 

Lo ideal es hacerla cuando comienzan los planes de la boda, ya que se cerraron las fechas y ese tipo de detalles, aunque es muy personal. Muchos deciden hacerlo pocos meses o semanas antes de la fecha definitiva.

¿Qué se debe decir?

Esto va a depender de cada familia, hay casos en los que hablan todos los asistentes, otros en los que hablan los papás o únicamente el novio… Lo que podemos aconsejar para los que están confundidos es: Agradecer a la familia de la novia por la hospitalidad y por concederle a su hijo ‘la mano de su hija’, exponer cuáles son las intenciones del novio y sobre todo desearles a los futuros esposo una buena vida.

¿Cuál es el dresscode? 

No es la boda, no te preocupes, aún no hay que sacar el smoking, o el vestido de gala; sin embargo está implícito que la reunión es formal, es un evento importante dentro del compromiso de los novios y por ende se debe vestir adecuadamente.

 

(Lety Casarín)

TE PUEDE INTERESAR