Estar cómoda en tu espacio de trabajo es uno de los factores más importantes para ser eficiente y que te guste ir a pasar tu día ahí. Así que toma nota de los siguientes artículos y empieza a hacer de tu oficina tu segundo hogar.

Plantas

Las flores o plantas son un elemento decorativo y funcional al mismo tiempo. Como ya sabemos, muchas plantas convierten el dióxido de Carbono en oxígeno logrando que cada respiro sea refrescante. Además, las flores siempre son hermosas y huelen rico.

Fotos

Al poner fotografías de tus seres queridos cerca de tu escritorio te hacen recordar el porqué de tus horas de trabajo.

Color

El estar en un lugar en donde el color más llamativo de las paredes es beige, puede ser algo deprimente. Si tu eres una de esas personas que no soporta la falta de tonalidades trata de compensarlo con una detalles. Puede ser desde carpetas rosas hasta un cuadro de tu pintor favorito.

Lámpara de mesa

Una luz cálida puede ser el toque que le falta a tu oficina. Muchas veces los lugares de trabajo tienen luz blanca y esta puede causar una sensación impersonal. Así que escoge el diseño de lámpara que va con tu personalidad.

Colchón

Ponle un colchón divertido a tu silla no solo para que sea más cómodo tu asiento, sino para que tu espacio sea más acogedor.

TE PUEDE INTERESAR