¡Vaya sorpresa! la que causó Camila, duquesa de Cornualles, quien reveló que fue agredida por un espíritu en Dumfries House, una mansión escocesa que su esposo, el príncipe Carlos, compró en ruinas hace años para rehabilitarla.

En un documental para la cadena ITV, la futura reina de los británicos, aseguró que desde su primera visita al inmueble notó una presencia que la aterrorizó. “La detecté cuando subí las escaleras principales, al llegar a la estancia mayor y sentí que no podía continuar. Había una presencia que me dejó congelada y si mi cuerpo hubiese reaccionado me habría puesto los pelos de punta”, aseguró.

Foto: The Grosby Group

 

De hecho, la duquesa de Cornualles, quien apoya siempre al príncipe de Gales en todos sus proyectos, no retornó a la mansión durante las obras de renovación. Y en el documental acepta que fue por “el miedo” a encontrarse de nuevo con aquel espíritu maligno. “Recuerdo que me fui y pensé que no quería volver allí otra vez, y no lo hice durante bastantes años”.

Puede ser que lo que sintió la nuera de la reina Isabel no fuera más que la desolación que envolvía al inmueble antes de su remodelación, ya que estaba en muy malas condiciones, algo que ella misma ha descrito. “Si lo hubieras visto cuando el príncipe lo vio por primera vez no creerías que es la misma casa. Para mí fue muy triste, era un lugar que estaba muy descuidado. Al entrar en él tenías una sensación espeluznante”.

 

Foto: The Grosby Group

 

Pero, fuera lo que fuese lo que vivía allí dentro ya no está, todo esto según la percepción de la duquesa de Cornualles, claro. “Lo que sea que había allí ha desaparecido. Todo parece sonreír nuevamente”, aseguró ante las cámaras.

Para nadie es un secreto que Camila y su marido creen en fenómenos sobrenaturales e incluso han consultado la ouija para comunicarse con antepasados del futuro rey, sin embargo esta es la primera vez que la mujer lo comparte tan abiertamente.

No han faltado quienes tomaron a broma estas declaraciones, ni tampoco los que creen que el fantasma era nada más y nada menos que Diana de Gales, empeñada desde el más allá en ajustar cuentas con quien en vida la hizo sufrir tanto para luego quedarse con todo.

¿Y tú qué crees?

(Por Pedro C. Baca)