Para los millones de seguidores del espía y agente encubierto británico James Bond, conocido también como 007, con licencia para matar, terminó el ayuno pues se anunció la 25ª entrega de la serie que aún no tiene título y de cuya trama se reveló muy poco este jueves. El estreno está programado para el 8 de abril de 2020 según los distribuidores, al menos esto dijo su director, el estadounidense Cary Fukunaga, en un evento retransmitido en línea desde Jamaica.

El actor británico Daniel Craig encarnará, en su quinta y última película, al agente James Bond. A decir del director  Fukunaga, Craig, de 51 años es su «Bond favorito» por lo que intentará que la cinta sea «un gran capítulo para «que el actor que le suceda lo tenga muy duro».

¿Quiénes son los nuevos?

Rami Malek, recientemente premiado con el Oscar por su encarnación del cantante Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody, dio a entender que interpretará al malo de la película: «Les prometo que me aseguraré de que el señor Bond no lo tenga fácil».

Rami Malek declaró a la cadena estadounidense ABC estar viviendo un sueño estos dos últimos años «al encarnar a Freddie Mercury, al obtener un Óscar y siendo ahora un malo en una película» de James Bond.

KADENA/PHOTOAMC

Y todo hace sospechar que la bella Ana de Armas, que en 2017 brilló en Blade Runner 2049 y a finales de este año debe aparecer ya junto a Craig en el thriller  Knives Out, será una nueva «chica Bond».

«Es increíble estar aquí, no hay mejor ubicación que esta», dijo desde Jamaica la joven hispanocubana cuya carrera comenzó en 2006 con Una rosa de Francia del cineasta español Manuel Gutiérrez Aragón y prosiguió en la televisión en España antes de despegar en Hollywood gracias a trabajos como Amigos de armas y Manos de piedra, ambas estrenadas en 2016.

«Esto es muy emocionante», afirmó, al tiempo que reconoció: «no he empezado aún a prepararme».

Sin embargo, De Armas deberá disputarse la atención del seductor espía y el protagonismo femenino con la actriz francesa Léa Seydoux, que regresa a la saga tras haber trabajado en la anterior entrega, Spectre (2015), dando vida al doctor Madeleine Swann.

Otros que regresan

Entre los actores que repiten figuran también Ralph Fiennes que da vida al jefe de los servicios de inteligencia «M», Ben Whishaw que volverá a encarnar al ingenioso «Q», Jeffrey Wright que retomará el papel del agente de la CIA que ayudó a 007 en Quantum of Solace y Naomie Harris como Moneypenny.

Ya se han rodado algunas escenas en Noruega, «debido al tiempo» explicó Fukunaga, y en Jamaica, la isla donde el escritor inglés Ian Fleming creó a su personaje en los años 1950 y donde se filmaron la primera película de 007 Dr No (1962) y Vive y deja morir (1973).

«Después volveremos a los estudios Pinewood», cerca de Londres, señaló el cineasta. El rodaje los llevará también a Italia, precisaron después en un comunicado.

La productora Barbara Broccoli dio algunas pistas de la historia, explicando por ejemplo que cuando comienza la historia Bond no está de servicio, sino «pasándoselo bien» en Jamaica.

Pero la paz se acaba rápidamente, según la escueta trama oficial, «cuando su viejo amigo Félix Leiter de la CIA aparece pidiendo ayuda». «La misión de rescatar a un científico secuestrado resulta ser mucho más traicionera de lo esperado y pone a Bond tras la pista de un misterioso villano armado con una nueva y peligrosa tecnología».

La cinta debía estrenarse en un primer momento a finales de 2019 pero el proyecto se vio repentinamente retrasado cuando el veterano Danny Boyle —director de míticos filmes como Trainspotting o Slumdog Millionaire — anunció que lo dejaba por «diferencias creativas» con los productores.

En septiembre, estos anunciaron el fichaje de Fukunaga, director y guionista de 41 años, nacido en California, principalmente conocido por haber escrito y realizado la primera temporada de la exitosa serie de televisión True Detective, con la que ganó un Emmy en 2014, también escribió y dirigió el drama en español Sin Nombre (2009), una coproducción mexicano-estadounidense protagonizada por la mexicana Paulina Gaitán y el hondureño Edgar Flores.

AFP