Si sufriste de un engaño, créeme, ya no vale la pena que te sigas desgastando en estar triste porque esa persona no supo valorarte. Tu tiempo es muy valioso, no se lo regales.  Una infidelidad es uno de los peores males que puede sufrir la pareja.

La vida continúa y debemos seguir adelante:

1. Déjalo ir.

Haz que desaparezca de tu vida, tira o esconde todo lo que tengas de él, bórralo de tus redes y si puedes elimina su teléfono también para que evites buscarlo.

2. No vayas a los lugares que te recuerden a él.

No vale la pena estar en estos lugares cuando aún estás dolida o melancólica.

3. Más vida social.

Aunque quieras encerrarte en tu casa, llorar y no ver a nadie, trata de salir y conocer más gente; así como recuperar viejas amistades.

4. Consiéntete.

Haz todo aquello que te hace sentir bien; sal a bailar, haz manualidades, ordena tu cuarto.

5. Mente positiva.

Repetirte que nunca lo superarás nada más te va a traer abajo.

No hay una receta como tal, cada una superamos nuestro luto de diferente manera, sin embargo lo más importante es valorarnos, querernos y saber que el mundo no se acaba.