Rihanna está furiosa con su papá, a quien acusa de de abuso de confianza, y se declara dispuesta a llevarlo a tribunales.

La cantante caribeña alega que su padre, Ronald Fenty, y su socio, Moses Perkins, utilizaron su nombre para promocionar la productora de espectáculos y talentos que tienen en común. Por tal motivo los demandó.

“Aunque el señor Fenty es el padre de Rihanna, no tiene autoridad para actuar en nombre de ella, ni para vincularla en la comercialización o publicidad de ningún negocio”, dice la demanda, de acuerdo con reportes de la cadena CNN.

El documento reitera que ninguno de los dos hombres tiene ninguna relación profesional con la intérprete.

En 2017 el papá de Rihanna y Perkins lanzaron Fenty Entertainment, una compañía de producción y talento, en 2017. Poco antes la estrella había lanzado una línea de cosméticos y lencería bajo el sello Fenty.

No fue una coincidencia, ni una casualidad, simplemente el papá de la cantante buscó aprovechar la fama de su hija en su propio beneficio.

El alegato establece que tanto a Fenty como a Perkins “se les ha pedido reiteradamente que dejen de asociar sus negocios con la marca de la cantante”, pero no han respondido.

De hecho, Los dos hombres intentaron sin éxito registrar el nombre Fenty para una línea de hoteles, aludieron entonces que simplemente usaban “el apellido de uno de los socios”.

Lo peor de todo es que los vivaces caballeros han negociado, sin consentimiento de Rihanna, una serie de 15 conciertos en Latinoamérica y un par de presentaciones en el festival Calibash. Tales maniobras les permitieron recabar más de 400,000 dólares.

La cantante quiere que pare esa actividad fraudulenta y que los responsables paguen por daños y perjuicios.

En una entrevista de 2012 con Oprah Winfrey, Rihanna habló sobre la complicada relación con su padre, quien, dijo, tuvo un tumultuoso matrimonio con su madre.

“Lo amo con todo mi corazón pero es un pillo cínico y estafador”, comentó la barbandense en aquella ocasión. Ahora sabemos que no mentía.

Por Pedro C. Baca

Foto Héctor Retamal / AFP