Cuando sientas que tu fuerza de voluntad flaquea a la hora de cumplir un propósito como asistir al gimnasio, dejar de fumar o estudiar, no hay mejor manera de reforzar su objetivo que acordarse de un amigo al que admires por su firmeza y control ante las situaciones difíciles. Así lo recomienda un estudio publicado en la revista especializada Personality and Social Psychology, y cuya explicación se basa en que el autocontrol se contagia entre personas cercanas, lo cual se vuelve una influencia positiva para alcanzar cualquier meta.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu