Romanticismo puro, un innegable carisma y voces que consquistan a la primera nota, son solo algunas de las muchas cualidades que distinguen a Samo y Sandoval, quienes a lo largo de estos años, han conseguido mantener una carrera completamente exitosa, gracias a esa pasión por la música que se hace notar a flor de piel.

Siendo dos de las voces más icónicas de la balada romántica contemporánea, que supieron reinar durante muchos años y que aún siguen marcando tendencia, el día de hoy se preparan para llenar de música y romanticismo puro el escenario de el Gran Teatro Moliere, en el que estarán haciendo una gran presentación este 20 de septiembre, para seguir cautivando a todos aquellos románticos que buscan refugio en el romanticismo.

 

“Estamos muy emocionados con este concierto de conciertos. Empezamos este gran proyecto con el concierto en el Teatro Moliere y con planes de visitar muchas ciudades de la República y ciudades de Estados Unidos.” comentaron los talentosos artistas con una gran sonrisa.

 

Foto: Naomi Kaizawa

 

 

Desde luego, el camino a lo largo de estos años no ha sido nada fácil, pues desde la separación Samo del grupo Camila y de Sandoval del grupo Lu, ambos artistas se han tenido que enfrentar ante lo cambiante del público y una oleada de nuevos retos que hasta el día de hoy han sabido sortear a la perfección al grado de posicionarse como exitosos solistas.

 

“Yo creo que ha sido un camino de aprendizaje y un camino para disfrutar también, además de que ha sido completamente contrastante porque la carrera no ha sido nada fácil, aunque nunca nadie dijo que lo fuera. Pero el camino es así para todos, solistas y grupos, para todos es difícil. Siempre te vas a topar con retos y si logras sortear uno vas a tener otro y vas a seguir trabajando. En esta carrera yo creo que nunca se llega, podrás estar posicionado como el número 1, pero eso no quiere decir que ahí te vas a mantener para siempre, debes seguir trabajando para seguir estando ahí.” comenta Samo sobre su carrera como solista.

 

 

Foto: Naomi Kaizawa

 

Por otro lado, ambos confiesan que tomar camino como solistas, desprenderse de los grupos con los que empezaron y mantenerse dentro del mismo género tampoco ha sido tarea fácil, pues con las nuevas generaciones llegan nuevos gustos que las definen lo que hace complicado mantenerse sobre una misma línea, sin titubear y manteniendóse fiel y firme ante lo que se desea sin dejar que la moda te arraste, además de confiar plenamente en aquellos nuevos proyectos que traes en mente; sin embargo, esto es algo que ellos han sabido lograr y que se hace notable en la trayectoria que hasta ahora llevan recorrida como solistas.

 

“Pienso que es difícil divorciarte de un proyecto que es con el que apenas te conocen. Poder agarrar tu lugar no es imposible pero si es muy difícil. En nuestro caso, cuando tratamos de agarrar ese lugar fue un momento terrible para las baladas. Aquellos que comenzaron como nosotros que nos dedicamos al corazón y el amor, nos tocó enfrentarnos contra una ola cargada de nuevos estilos musicales que rompió por completo con lo que traíamos, pero aún cuando estamos en un momento en el que el género ya no está tan de moda,  no nos rendimos porque esto es lo que nos gusta.” comentó Sandoval

 

Por su lado Samo opina que en definitiva los últimos años han sido una transición para la música:  “Justo cuando nuestras carreras como solistas estaban empezando los géneros que estaban de moda cambiaron, pero aún hay gente a la que en verdad le gusta el género romántico, gente que quiere cantar una balada. Por eso es que estamos aquí y no nos aplasta el cambio musical ni dejaremos que lo haga.

 

Sin duda, Samo y Sandoval han sabido mantener y explotar esa pasión musical y romántica que tanto los distingue y que seguramente los estará llevando a que tengamos muchisímas más noticias sobre ellos.

 

Video: Iván Hernández

 

Por Elizabeth Almazán