Cuando conocemos una persona, normalmente no ponemos atención en algunos detalles, ya que por la adrenalina del momento, nos dejamos llevar y no solemos pensar tan a futuro en relación a esa persona… Pero, es hasta tiempo después que nos fijamos en detalles que antes no nos dábamos cuenta y es ahí donde nos cuestionamos si esa persona será con la que queremos formalizar algo…

Un estudio publicado en el Personality and Social Psychology Bulletin (Boletín de psicología social y de personalidad) investigó algunos de los motivos más comunes por los que las personas suelen terminar sus relaciones: 

1. Apariencia sucia o desordenada.

2. Que su pareja sea floja.

3. Muy demandantes.

4. Poco sentido del humor.

5. Si viven a más de tres horas de distancia.

6. Mala química sexual.

7. Poca seguridad en sí mismos.

8. Ven mucha TV o utilizan mucho videojuegos.

9. Poco deseo sexual.

10. Son tercos.

11. No quieren hijos.

12. Tienen hijos.

13. No se ejercitan.

14. No creen en los matrimonios.

En los estudios también destacan que los hombres tienden más a terminar relaciones por temas como: ellas quieren tener hijos y ellos no, viven muy lejos, tienen poco deseo sexual; mientras que las mujeres tienden más a terminar sus relaciones por situaciones como: ellos son muy demandantes, tienen poca confianza en sí mismos, ven mucho la televisión, entre otros factores.

Así que la próxima vez que conozcas a alguien fíjate en estos puntos antes de formalizar y pregúntate si es que puedes vivir con ellos, si tu respuesta es afirmativa, entonces ya estás del otro lado.

(Lety Casarín)