Seguro te preguntarás como es eso posible… buen0, pues déjanos decirte que por más raro que parezca, el abuso sexual también puede darse dentro de una relación de noviazgo y no sólo entre desconocidos, como solemos escuchar usualmente.

El abuso sexual en pareja se da cuando una de las dos partes pierde respeto por el otro, por lo que cree y desea. Incluso llegan al grado de tener discusiones frecuentes que involucran violencia física, verbal y psicológica. Por otro lado, el pensamiento constante de que el otro le pertenece, al grado de querer llevar a cabo acciones sin el consentimiento de la otra parte, es una actitud que se hace presente de manera constante.

A continuación, te enlistamos algunos de los indicadores que podrían alertarte sobre esta situación. Si logras identificar más de dos actitudes, a veces lo mejor es alejarse para evitar problemas mayores.

1. Te obliga a tener relaciones o intenta convencerte de manera hostigante para llevar a cabo cosas que no te gustan o no deseas.

2. Te besa o te acaricia en momentos inapropiados haciendóte sentir incómoda aún cuando le has pedido que no lo haga.

3. Se molesta y actúa de manera agresiva cada vez que te niegas a algo.

4. Se dirige a ti de manera grosera, despectiva o posesiva.

5. No se detiene ante tus negativas de tener relaciones.

 

*Siempre recuerda que amar a alguien no significa que debas tolerar actitudes y acciones y te hagan sentir incómod@ o que incluso comprometan tu integridad. Si en algún momento llegas a sentir que estás viviendo una situación de violencia, es importante que lo hables y/o te alejes para evitar que la situación siga creciendo. Nunca olvides que el amor sano a tu persona y tu bienestar deben de ser lo primero en tu mente.