Los problemas legales para Shakira no han parado, y otra vez se presentó en los juzgados para declarar por un supuesto incumplimiento de impuestos al fisco español.

Hace apenas unos meses la colombiana se había presentado para defenderse de las acusaciones de plagio de su éxito «La bicicleta».

La estrella colombiana esquivó a los medios que la esperaban, entrando y saliendo por un garaje contiguo.

Estuvo poco más de una hora en el interrogatorio en que respondió únicamente a su abogado, indicó una fuente judicial.

Ni Shakira ni su abogado hablaron en público, pero su equipo de prensa lanzó un comunicado defendiendo la inocencia de la artista.

Subrayó que abonó todo lo reclamado por la Hacienda española.

¿De qué se le acusa?

La fiscalía atribuye a la cantante y compositora colombiana y a un asesor suyo seis delitos de fraude fiscal por el presunto impago de 14.5 millones de euros (unos 16.3 millones de dólares) en impuestos de renta y patrimonio de los años 2012, 2013 y 2014.

Según las autoridades Shakira vivía en España desde 2011, cuando hizo pública su relación con el futbolista del FC Barcelona Gerard Piqué, pero mantuvo su residencia fiscal en las islas Bahamas hasta 2015, cuando empezó a tributar en este país.

Sin embargo Shakira sostiene que hasta 2014 obtuvo la mayor parte de sus ingresos en giras internacionales y que no vivió más de seis meses al año en España.

Por lo tanto no estaba obligada tener residencia fiscal en España.

Sea como sea, es la segunda ocasión en pocos meses en que Shakira debe pasar por los juzgados españoles.

Primero, se defendió de las acusaciones de presunto plagio del éxito «La Bicicleta», interpretado con el también colombiano Carlos Vives.

¿Será que a Shakira le está gustando esto de la convivencia con abogados?

Con información de AFP